Carillas dentales de Composite para unos dientes perfectos asequibles.

La mayoría de la gente no está familiarizada con las carillas dentales de composite como con las de porcelana, a las que se le atribuyen un acabado increíble parecido a los dientes naturales y una gran durabilidad. El único factor que nos puede echar hacia atrás podría ser el elevado coste. Un precio muy elevado por diente en el que el tener una sonrisa espectacular puede suponer un gran desembolso. Afortunadamente para corregir deficiencias roturas de coloración y otras imperfecciones de la boca podemos recurrir a las carillas dentales de composite.
carillas dentales composite

Las carillas de composite

Las carillas dentales de composite se fabrican del mismo material que se utiliza para los rellenos. Sin embargo se estructura de manera diferente para permitir el pulido de la superficie y mejorar la estética general. Esto produce una reducción importante en el costo total del tratamiento. Al contrario que con las carillas de porcelana las carillas dentales de composite no hay que enviarlas a un laboratorio para las fabrique, ya que es el mismo dentista el que las va a hacer y colocar. Sin embargo cuando hay que cubrir una superficie importante es recomendable fabricar un molde para enviar al laboratorio y que nos fabriquen las carillas usando el modelo.

Las carillas de composite no requieren tanto trabajo preparatorio como las de porcelana. El dentista puede pulir una parte muy pequeña del esmalte de los dientes antes de aplicar el compuesto. Esto podría solucionar uno de los problemas que los pacientes con carillas dentales de porcelana sufren que es la sensibilidad dental, ya que con las carillas dentales de composite es mucho menor.

Ventajas e inconvenientes

Viendo la comodidad en su colocación y los menores problemas que podemos padecer tras ella, ¿porque mucha gente opta por las carillas de porcelana entonces?. En primer lugar la durabilidad del material es mucho menor cuando estamos hablando de carillas dentales de composite que las de porcelana. Las carillas de composite son más propensos al desgaste y requieren un reemplazo cada pocos años. Sin embargo no hay que hacer una sustitución completa tan sólo una reparación. Las carillas dentales de composite absorben las manchas, lo cual puede suponer un gran problema cuando consumimos alimentos como el café u otro tipo que induzca a las manchas.

Las carillas dentales de composite son una solución cuando tenemos un presupuesto ajustado, siempre podemos optar por ellas para luego sustituirlas por una solución más permanente.

El mejor que nos puede ayudar para decidirnos que tratamiento es el mejor es un dentista estético. Deben valorar nuestras circunstancias específicas para posteriormente decidir ya que por ejemplo las carillas dentales de composite están contraindicadas para pacientes con cáncer muy extensas o tratamientos periodontal.